¿ES SEGURO VIAJAR A TURQUÍA PARA PONERSE IMPLANTES CAPILARES?

Como ya hemos hablado en otras ocasiones en este blog, la alopecia en uno de los problemas estéticos que más preocupa a los hombres. Algunos se resignan a aceptar lo que la genética ha decidido. Otros, en cambio, deciden luchar contra los designios de la naturaleza y enfrentarse a la calvicie: erradicándola. Los más perfeccionistas optan por hacerse implantes capilares y, de estos, los más arriesgados deciden viajar hasta Turquía para someterse a la operación quirúrgica. ¿Te lo habías planteado?

La razón principal por la que más de 10.000 españoles viajan a Turquía es el precio, ya que cuesta la mitad de su valor en España. Mientras el coste medio de un tratamiento en España es de 8.000 euros, en Turquía estaríamos hablando de 4.000 euros. Además, si eres extranjero, este tipo de tratamientos están parcialmente subvencionados por el gobierno turco. Este tipo de turismo capilar está trayendo grandes beneficios económicos al país y ha provocado un  incremento en el turismo y en el comercio de Turquía.

 

Otro punto positivo es que hay una gran oferta de clínicas, más de 250, solo en Estambul. Para dar una mayor confianza y salvar la distancia lingüística y cultural, intentan ofrecer el trato más directo y cercano posible. Muchas de ellas, tienen personal en Madrid y Barcelona para que puedas hacerles cualquier consulta que precises, y una vez en Turquía contratan a personal que habla perfecto castellano para resolver tus dudas sobre cualquier tipo de trámite.

 

Además, para que no tengas molestias extras por viajar a otro país para someterte a una operación, en la mayoría de los casos, contratarás un pack conjunto que incluye el implante, el alojamiento, los vuelos y todo lo que necesites para hacer de tu estancia un paraíso de vacaciones

 

Hasta ahora parece todo muy positivo pero, Turquía tampoco es la panacea, y con la proliferación de este tipo de turismo son muchas las personas que se han querido aprovechar de las circunstancias. Uno de los mayores riesgos para el paciente es que han aparecido numerosas clínicas no homologadas o centros que no cumplen con las condiciones sanitarias necesarias para realizar este tipo de intervenciones. Así que si dudas, no te lances a la piscina.

 

Otro posible riesgo es el económico, ya que han aumentado el número de estafas que rondan por internet. Atraídos por la cantidad de españoles que solicitan estos servicios, muchas mafias operan en Internet ganándose la confianza de los paciente y una vez estos viajan a Turquía no encuentran ni el alojamiento, ni la clínica que habían contratado.

 

También hay testimonios de españoles que afirman que para ahorrar costes han sido intervenidos sin anestesia o la anestesia ha dejado de hacer efecto en mitad de la intervención. O incluso pacientes que al volver a España han tenido complicaciones y, al final, han tenido que asumir el coste en España lo que ha hecho que el coste del proceso haya sido mucho más alto.

 

Es importante que antes de emprender un viaje así te informes bien, y ponderes los pros y lo contras detenidamente.